¿Por qué hubo tantos asesinos seriales en Estados Unidos en los años 70?

Más del 80 por ciento de los asesinos en serie estadounidenses operaron entre los 70 y 2000, según Peter Vrosky, experto en justicia penal. En su libro “American Serial Killers: The Epidemic Years” responde a la pregunta del fenómeno del porqué los asesinos seriales más importantes se dieron en esta época: “la edad de oro de los asesinatos”. 

Fenómeno de asesinatos: ¿por qué?

Un asesino serial, por definición, es una persona que ha asesinado a tres o más personas en un periodo corto de tiempo. Estos actos se dan por impulsos, ya sea por obsesiones, poder, ambición, celos o rabia. 

En el estudio de los perfiles de los asesinos en serie se han presentado factores comunes. En la infancia, por ejemplo, presentaban comportamientos asociales, piromanía, donde prenden fuego o manipulan fuego, porque produce emoción, maltrato o crueldad con animales y, incluso, en la actualidad, llegan a mojar la cama siendo adultos. 

Estos factores también incluyen la formación familiar del individuo, la sociedad que rodea a este y la historia de trastornos mentales en la familia. Vronsky, en un artículo de Rolling Stones, estudió que los asesinos desarrollan su personalidad cuando tienen 14 años y cuando empiezan a matar es cuando están en sus 20.  

En el núcleo familiar de estos asesinos registrados durante esta época, se evidencia que eran hijos de veteranos de la guerra. Los padres desarrollaban estrés postraumático, trastorno que no se diagnosticó hasta los años ochenta. Al no ser debidamente tratados, esto influía en los hijos menores, pues la violencia era normalizada. Es común que hayan crecido en hogares llenos de discusiones, depresión y violencia intrafamiliar, como el caso de Richard Ramírez, el acosador. 

Gen de violencia: ¿psicópata o sociopatía?

Estos dos tipos de trastornos psicológicos son comunes entre los casos registrados de asesinos seriales. Este tipo de trastorno causa en el individuo falta de empatía, irreverencia a las normas sociales, inexistencia de sentimientos de culpabilidad e impulsos violentos. 

Según estudios, un sociopata es una persona con trastorno de personalidad antisocial. Esta persona no distingue entre lo moral e inmoral, ignorando así sus propios sentimientos y los de los demás. Los casos que destacan en este diagnóstico es Ted Bundy, John Wayne Gacy y Jeffrey Dahmer. 

Un psicópata es una persona con trastorno de personalidad, narcisista, manipulador y obsesivo-compulsivo en el orden y su vida. A diferencia de la sociopatía, este es un trastorno mental que nace en la química del cerebro, la persona nace con este trastorno y no son los factores externos que lo causan, como tampoco lo desarrolla durante su vida. 

Un sociopata se hace, pues los factores externos afectan el desarrollo de la persona, ya sea por maltrato durante la infancia o abuso sexual. Un sociopata actúa de inmediato, en lugar de premeditar el crimen o “calcularlo fríamente”, la manipulación emocional y el desapego es clave en estos trastornos. 

Lea más: Las características de los asesinos seriales: ¿tiene alguna?. 

La justicia, policía e investigadores de la época 

En la época, los organismos de investigación eran “primitivos”. Los asesinos en serie era un fenómeno desconocido y en la naturaleza de los crímenes muchos quedaron sin resolver por falta de herramientas pertinentes. 

Los crímenes no se relacionaban entre sí y no se habían establecido patrones o conocimiento para entender lo sucedido. Los asesinos en serie premeditaban los ataques y se aseguraban de no caer en manos de la justicia; personas como Ted Bundy y Jeffrey Dahmer asesinaron por años consecutivos sin ser detenidos por la justicia. 

Hoy, existen casos de estos asesinos seriales que se siguen investigando, pues con los avances tecnológicos y científicos han logrado evitar a futuro un incidente como los registrados o, en la parte psiquiátrica, darle apoyo a las personas que muestren indicios.

La memoria plasmada: literatura policiaca 

En los años siguientes a las capturas o muerte de los asesinos seriales, se han dado una docena de series de televisión, libros o documentales que narran lo acontecido. 

Todo esto en esfuerzo de entender el “porqué” de estas atrocidades. En la última década, se despertó el interés por revivir estos crímenes en series como “Dahmer” en Netflix o “Las cintas de Ted Bundy”. Como por medio de literatura de tipo policiaca que resuelve casos con patrones similares a los registrados; en la cultura popular en Estados Unidos esto se ha romantizado al punto que las personas se disfrazan de estas personas. 

Para Halloween, muchas personas encuentran simpático disfrazarse como estos criminales y emular estos comportamientos; para las víctimas y familias involucradas en estos casos, es irrespetuoso e irreverente promover esto. Esto llama la atención particularmente en padres de familia de menores, pues al normalizar o revivir estos casos puede resultar fatal para el desarrollo pleno del niño. 

Vea también: Jeffery Dahmer: la historia de un asesino serial que causa polémica. 

¿Por qué hubo tantos asesinos seriales en Estados Unidos en los años 70?