“Walter Olmos es un psicópata y, si sale, va a volver a matar”

Los crímenes de Marcela Basualdo (28) y Jorge Torres (36), una pareja oriunda de Berisso atacada hasta la muerte por el maestro mayor de obra que habían contratado para la construcción de su casa, fue sin dudas uno de los hechos policiales más resonantes de la región y a 18 años sigue causando estupor. Más cuando, en las últimas horas, se supo que el homicida, Walter Adrián Olmos, recibió el beneficio de las salidas transitorias cuando todavía no puede hacerlo.

Luis Basualdo, el padre de Marcela y suegro de Jorge, dialogó con Trama Urbana a escasos días de un nuevo aniversario del salvaje suceso, que tuvo lugar el 6 de diciembre de 2004. Conmovido por la resolución de la Justicia de otorgarle beneficios al criminal, no dudó en catalogarlo de “psicópata”.

Luis informó: “El 21 de abril tuvimos una audiencia con el juez de sentencia, José Nicolás Villafañe (del Juzgado de Ejecución Penal 2 de La Plata). En ese momento la fiscal que nos representa rechazó el pedido de salidas transitorias porque no está en tiempo todavía. Tiene una pena única de 35 años de cumplimiento efectivo y no puede hacer salidas transitorias ni nada por el estilo. Ya hicimos el planteamiento”.

Luego, agregó: “El abogado de Olmos hizo un pedido a la Cámara (para que le concedan el beneficio) y el 12 de julio tuvimos vía zoom una audiencia con la Cámara en la cual se planteó la situación. Pasaron meses y no hubo novedades. Al no tener respuesta, fui al Juzgado de Sentencia y me enteré de que al juez (Villafañe), le llegó un informe del Servicio Penitenciario Bonaerense de Olmos, que indicaba que tenía una conducta en prisión de 10 puntos. También recibió un informe psiquiátrico, pero no el de las psiquiatras que lo atendían a él, sino uno particular”.

“Por decisión propia y al no llegar el fallo de la Cámara, resolvió darle salidas transitorias. Nosotros nunca vimos eso que el juez decía que estaba bien”, añadió Luis.

Los antecedentes del juez

“El juez, pese a que Olmos tenía que ir a una cárcel de máxima seguridad, le dio traslado a una unidad libre y con salidas transitorias. Ante eso hice un planteo a la Cámara y en la semana veremos en qué termina. Nosotros vamos con el mismo mensaje de siempre: no está en tiempo y forma para salir”, dijo.

Basualdo relató: “Olmos es un psicópata y los psicópatas no se curan. Los violadores y asesinos son todos psicópatas y no se curan, al contrario. Día a día se ponen peor y nos oponemos totalmente al beneficio. A mí y a mi familia nos afecta en lo personal, pero también queremos proteger a la sociedad, porque Olmos va a salir y a matar, como ya hizo”.

En cuanto al juez Villafañe, recordó: “Tiene un caso parecido cuando en 2017 soltó a José Pepito Echegaray y en su segunda salida transitoria mató a Abril Bogado durante una entradera en Ringuelet. Es un caso parecido al nuestro, ya tiene experiencia. Estos antecedentes tiene ese juez y nosotros nos oponemos totalmente”.

Por ultimo, Luis contó: “Iremos al lugar que tengamos que ir, como corresponde, y si tenemos que pedir la destitución (de Villafañe) aportando todos los elementos que tengamos que aportar para q sea destituido, lo haremos”.

Actualmente, Olmos está en la Unidad 9, donde realizó diversos oficios. Por eso y su “buena conducta”, Villafañe ordenó que puede salir seis horas semanales, para manejarse dentro de La Plata y con la tutela de un familiar directo y monitoreo.

Un hecho que quedó marcado en la crónica policial

A Marcela y Jorge los mataron cuando fueron a la casa de Olmos luego de que este los citara para devolverles el dinero ($3.000 de aquella época) que le habían dado como adelanto para la construcción de su vivienda, que nunca hizo. A Torres lo asesinó a golpes y por asfixia y a Basualdo la abusó sexualmente con acceso carnal, le pegó, le puso una bolsa en la cabeza y la enterró, estando todavía viva.

El hermano de Jorge los esperaba esa noche para cenar y se preocupó ante su ausencia, y como ella tampoco fue a trabajar al día siguiente, se radicó una denuncia. Primero se halló el auto de las víctimas, sin rastro de las mismas, en 36 entre 1 y 115, mientras que los cuerpos de ambos fueron encontrados sepultados a la vera del Camino Negro que conecta Punta Lara con Villa Elisa.

Abril Bogado: un asesinato solo posible por una decisión judicial  

Luis Basualdo mencionó en su charla con Trama Urbana el caso de Abril Bogado, a quien delincuentes asesinaron de un tiro en la cabeza en la puerta de su casa de Ringuelet, en el marco de una fallida entradera que tuvo lugar el 5 de noviembre 2017.

La adolescente, de 12 años, regresaba junto a sus progenitores y a su abuelo de un casamiento y su padre, quien estaba manejando, se preparaba para guardar el auto en el garaje de su propiedad de 510 entre 10 y 11.

Entonces aparecieron a las corridas dos ladrones, que intentaron previamente asaltar a otra persona. No pudieron y, al ver a la familia de Abril, los abordaron a ellos. Uno de los implicados disparó, la bala atravesó la ventanilla del coche y le pegó en la cabeza a la niña, quien murió horas después.

Uno de los hampones era José “Pepito” Echegaray (en ese momento de 32 años), quien fue capturado dos días después tras un tiroteo con la Policía, en 505 entre 5 y 6. Entre sus antecedentes delictivos figuran dos causas por “tentativa de robo calificado” (febrero 2004 y julio de 2010), y una por el mismo delito, por la que lo condenaron en 2007 a cinco años y ocho meses de prisión.

También tiene una causa por “tentativa de homicidio” (julio de 2012), por la que debía estar aún detenido cuando mató a Abril (hasta julio de 2018), pero el juez José Villafañe lo liberó el 22 de julio de 2015. Fue pese a que el Servicio Penitenciario Bonaerense considerase inconveniente su liberación anticipada, ya que en una requisa en su celda le encontraron una faca y un celular.

“Walter Olmos es un psicópata y, si sale, va a volver a matar” – Diario Hoy En la noticia